El 85% de los mexicanos prefiere trabajar en un esquema híbrido

El 85% de los mexicanos prefiere trabajar en un esquema híbrido
  • 16 Marzo, 2022

En México, sólo el 64% de los trabajadores tienen acceso a este formato de trabajo

WeWork, empresa líder mundial en espacios flexibles, presentó los resultados del estudio “Rediseñando los modelos de trabajo en Latinoamérica”, una encuesta realizada a más de 10 mil trabajadores en toda la región, que devela el nuevo rol que juega el espacio de trabajo en el desarrollo de las personas y las compañías.

“El espacio de trabajo se convertirá en el agente de cambio y el elemento unificador de la compañía”, dijo Álvaro Villar, director general de WeWork en México. “A partir de ahora los encuentros serán más intencionales y menos espontáneos, pero más significativos. Los líderes deberán tomar un rol ejemplar para crear situaciones igualitarias en equipos de trabajo híbrido que aseguren condiciones igualitarias para todos, tanto equipos remotos como equipos presenciales”.

Esta investigación, resultado de una colaboración entre WeWork y HSM (consultora brasileña), con el apoyo de Egon Zehnder y una metodología propia, tiene como propósito mirar una nueva realidad y revisar cómo la cultura, el propósito, los entornos de trabajo, las políticas y los beneficios, entre otros, convergen y se transforman.

La oficina del futuro

El modelo híbrido aparece con gran ventaja entre los encuestados de la región. Los mexicanos lo prefieren en un 85%, misma cifra que en Argentina, similar al 82% de preferencia de los colombianos y el 76% de los brasileños.

A pesar de la evidencia de lo anterior, en México, sólo el 64% tiene acceso a este formato de trabajo, la cifra más alta en la región comparada con el 30% de Argentina, el 40% de Chile, el 54% en Colombia y el 52% de Brasil.

El colaborador mexicano quiere regresar a la oficina, pero no de la misma forma. El equilibrio ideal entre el trabajo remoto y la oficina es de 3 días en trabajo remoto y 2 días en la oficina (45%), o bien 2 días remotos y 3 días en la oficina (33%). El 80% de los encuestados quiere ir a la oficina más de un día a la semana.

Aunque los encuestados muestran una preferencia generalizada por el modelo híbrido (85%), WeWork ve una relación directa entre la edad y la preferencia por modelos presenciales, pues los mayores de 55 años prefieren 3-4 veces más la presencialidad que sus homólogos más jóvenes.

Híbrido: Lo mejor de dos mundos

WeWork entiende al trabajo híbrido cómo un esquema que toma lo mejor de dos mundos, la colaboración cara a cara y las ventajas de la conectividad digital a través de la distancia. Si bien observa una preferencia generalizada por un esquema híbrido, también identifica los aspectos de la presencialidad y la realidad virtual que hacen la diferencia para los encuestados. Por ejemplo, datos del estudio revelan que:

La virtualidad sólo se impone con ventaja en dos segmentos que no están directamente relacionados con el trabajo o los resultados de la empresa: la reducción en los tiempos de desplazamiento y una mejor gestión del tiempo personal.

Tanto en México, como en la región, hay una preferencia generalizada dentro de las principales ventajas del trabajo remoto, a las que se suman la reducción de costos operativos.

Por otro lado, también en nuestro país, la dificultad para establecer vínculos de confianza y colaboración entre equipos sigue siendo la principal desventaja del trabajo remoto (56%), seguido por la inadecuada infraestructura de trabajo (51%), así como la dificultad de consolidar la cultura organizacional (40%). Además, la contratación e incorporación de nuevos colaboradores representa un reto en la virtualidad (28%).

En términos de evaluación de la productividad en ambos esquemas, el 85% de los mexicanos afirman que son más productivos en el modelo híbrido, aunque es de observarse que el fenómeno generacional impacta de manera similar en la región, ya que los datos hacen notar que las personas mayores sienten que su productividad es mejor en un escenario híbrido o cara a cara y, los más jóvenes, a su vez, evalúan que su productividad es mucho mejor de forma remota.

Lo que es cierto es que la presencialidad es altamente valorada y no pasará por alto en un futuro cercano. En general, una de las grandes ventajas de las interacciones cara a cara está enmarcada por su relación con los procesos creativos y la innovación, procesos que se facilitan en un ambiente de colaboración y que resultan vitales para el desarrollo de cualquier empresa. Por ejemplo, en México, el 52% de los encuestados señaló la creatividad e innovación como una de las principales ventajas de la modalidad presencial.

En este sentido, la calidad de vida derivada de una mejor gestión del tiempo e integración vida-trabajo, se erigen como las nuevas directrices a la hora de evaluar la productividad, el desempeño y la viabilidad de atraer y desarrollar al mejor talento.

Perspectivas a futuro

Según la encuesta, más del 50% de los encuestados les gusta la posibilidad de recibir una remuneración especial para trabajar desde casa o en un espacio de trabajo compartido, aunque solo el 15% está dispuesto a pagar por su cuenta para acceder a un espacio de oficina equipado que aumente su productividad.

Existen datos sobre lo que las personas en México vislumbran como el espacio de trabajo ideal en un futuro, que ya no es tan futuro, post pandémico. Más de la mitad de los encuestados en México (56%) reconoce que la oficina del futuro no es un solo lugar, sino una red de espacios y servicios. La red debe incluir espacios diseñados para llevar a cabo tareas específicas, como el trabajo focalizado, la lluvia de ideas, presentaciones a clientes y capacitación de nuevos empleados.

En un entorno laboral post pandémico, WeWork cree que el trabajo remoto no es sinónimo de trabajar desde la sala de nuestro hogar sino trabajar desde una sede alterna a las oficinas centrales o head quarters de la empresa, o un espacio de coworking.

Finalmente, el estudio arrojó que más del 70% espera que el mercado inmobiliario corporativo tenga una parte digitalizada que sea revolucionaria y disruptiva. En una industria intrínsecamente cerrada a la digitalización, WeWork está abriendo la puerta a nuevas dimensiones de innovación, donde los más beneficiados sean los colaboradores, y las empresas capaces de usar la flexibilidad y los nuevos modelos de trabajo en su favor.

“Como líderes y empresas, necesitamos adoptar una mentalidad ágil y construir asociaciones que ayuden a minimizar los riesgos y corregir las rutas continúas basadas en datos”, mencionó Villar. “La volatilidad de los mercados y las lecciones que nos ha enseñado la pandemia nos obliga a permanecer flexibles y adoptar modelos que nos permitan tomar decisiones de forma ágil y eficiente”.

Nota aclaratoria: Las noticias no reflejan necesariamente la opinión de la Firma García Terán y Torres Asociados SC y/o de alguno de sus integrantes. La responsabilidad corresponde, a la fuente y/o el autor del artículo o comentario en particular.

Fuente de Información: DINERO EN IMAGEN

Etiquetas

Últimas Notas