No le debes temer al buró de crédito, ¿por qué?

No le debes temer al buró de crédito, ¿por qué?
  • 03 Junio, 2022

Estar en el Buró de Crédito no es señal de una mala gestión financiera ¿por qué?

Estar en el Buró de Crédito no es señal de una mala gestión financiera, pues implica tener un score e información crediticia que ayuda a acceder a más y mejores formas de financiamiento.

De acuerdo con Rocket, plataforma que brinda asesoría financiera gratuita con el objetivo de impulsar la inclusión y movilidad financiera, el Buró de crédito es una institución privada que aglutina la información crediticia de cualquier persona que ha tenido una tarjeta de crédito, algún financiamiento hipotecario o automotriz, o quien haya estado registrado para el pago de servicios básicos. En él se da un puntual seguimiento a adeudos vigentes o devengados, así como la periodicidad con la que se hacen pagos oportunos.

Al tratarse de una entidad meramente informativa, lo que hace es otorgar una calificación, que va de los 400 a los 850 puntos. El promedio de score es de 573, pero 20% tiene un score mayor a 680.

Moises Márquez, líder de Datos y Modelos de Rocket, asegura que es difícil hablar de una mala calificación ya que todo depende del apetito de riesgo de cada entidad financiera.

” Existe una línea muy delgada entre bueno para una entidad y otra, para algunas 630 puede ser bueno y los aprueben con ese score. Si hablamos de productos bancarios premium, la mayoría de los bancos sólo aprueban a usuarios con scores por arriba de 680, pero se tienen que considerar muchas más variables”.

Explicó que estar en Buró de Crédito implica que hay un historial certero sobre los pagos oportunos que un usuario ha realizado a instituciones financieras; por ello ayuda a que otras empresas conozcan qué tan buen deudor es.

Contrario al mito generalizado, no hay una lista negra del Buró de Crédito. En él, solamente se registran los créditos que se han solicitado y de qué forma se pagaron.

Deudas menores o iguales a 182.75 pesos (25 UDIS), desaparecen después de un año. Aquellas mayores a 182.75 pesos y hasta 3 mil 655 pesos (25 y hasta 500 UDIS) después de dos años.

En cuatro años desaparecen las deudas mayores a 3 mil 655 pesos y hasta 7 mil 310 pesos (500 y hasta 1000 UDIS) y en seis las deudas mayores a 7 mil 310 pesos (1000 UDIS) o menores a 2 millones 924 mil pesos (400 mil UDIS), siempre y cuando el crédito no esté en proceso judicial y/o no se haya efectuado ningún delito al solicitarlo o manejarlo.


Nota aclaratoria: Las noticias no reflejan necesariamente la opinión de la Firma García Terán y Torres Asociados SC y/o de alguno de sus integrantes. La responsabilidad corresponde, a la fuente y/o el autor del artículo o comentario en particular.

Fuente de Información: DINERO EN IMAGEN

Etiquetas

Últimas Notas