¿Qué hay detrás de la eliminación de cargadores de los smartphones?

¿Qué pasará con tu crédito Infonavit cuando entre en vigor el aumento al salario mínimo?
  • 17 Febrero, 2021

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), México se produce alrededor de 1.1 millones de toneladas de residuos electrónicos.

En 2020 Apple lanzó su nuevo iPhone donde una de las premisas fue que no incluiría cargador, bajo el argumento de ayudar al medio ambiente; lo que generó una gran polémica, pero marcó el primer paso hacia una tendencia que otras empresas han seguido y cuyo trasfondo también podría estar en la estrategia de reducir el costo de los dispositivos.

Y es que luego del lanzamiento del nuevo equipo de la firma de la manzana; la surcoreana, Samsung, se burló de la decisión, sin embargo, meses después, en enero dio a conocer tres modelos de Galaxy S21 sin accesorios en la caja; mientras que a finales del año pasado Xiaomi informó de que adoptaba una medida muy similar.

En su momento, la vicepresidenta de medio ambiente, políticas e iniciativas sociales de Apple, Lisa Jackson, señaló que los clientes ya tienen más de 700 millones de audífonos Lightning, y muchos clientes se han pasado a una experiencia inalámbrica.

“También hay más de 2000 millones de adaptadores de corriente de Apple en el mundo, y eso sin contar los miles de millones de adaptadores de terceros. Estamos eliminando estos elementos de la caja del iPhone, lo que reduce las emisiones de carbono y evita la minería y el uso de materiales preciosos “.

Para Counterpoint Research, si bien desde el punto de vista logístico y ambiental probablemente tenga sentido para los usuarios de Apple que van a actualizar y ya tienen accesorios de iPhone más antiguos que funcionan bien con los modelos actuales; hay algunos otros aspectos a considerar: mantener precios razonables.

De acuerdo con la firma, la compañía encabezada por Tim Cook ha agregado tecnología 5G, pantallas, cámaras mejoradas, lo que representa un costo adicional, que normalmente se traduce en un aumento de precio para mantener los márgenes; sin embargo, cualquier aumento en los precios habría impactado negativamente en la demanda, especialmente por la contingencia del Covid-19.

“Al eliminar los cargadores y los auriculares, Apple pudo fijar un precio razonable para los dispositivos, aumentando el precio en solo 100 dólares para el iPhone 12 en comparación con el iPhone 11 el año pasado. También lanzó el iPhone 12 mini al precio de lanzamiento del iPhone 11”, cita la firma en un estudio.

Para la consultora, la eliminación de accesorios tiene más sentido en regiones como Estados Unidos, Reino Unido, donde la base instalada de Apple es alta y con el tiempo estos accesorios se han vuelto redundantes; pero este podría no ser el caso en economías emergentes como India y Latinoamérica, donde será un costo adicional para los usuarios, especialmente si están cambiando de Android.

No obstante, expone que un fabricante de smartphone elimine los cargadores en toda su cartera será un costo adicional que afectará a los segmentos de nivel de entrada y medio en particular, mercados que también son muy sensibles a los precios.

“Si los fabricantes de equipos originales deciden quitar los accesorios, solo tendrá sentido si reducen el costo del dispositivo, especialmente en las bandas de precios más bajas. Los usuarios sensibles al precio probablemente también comenzarían a comprar cargadores de terceros más baratos si se quitan los cargadores”, agrega el estudio.

De hecho, expone que parta al ecosistema de Android le resultará más complicado retirar los cargadores, ya que es posible que un cargador de una empresa no esté optimizado para funcionar bien en un dispositivo de otra marca.

En este sentido, Patrick Chomet, vicepresidente ejecutivo de Samsung, dijo recientemente que la eliminación gradual de los enchufes del cargador y los auriculares del empaque de su dispositivo puede ayudar a abordar los problemas de consumo sostenible.

“Descubrimos que cada vez más usuarios de Galaxy reutilizan los accesorios que ya tienen y toman decisiones sostenibles en su vida diaria para promover mejores hábitos de reciclaje. Para apoyar a nuestra comunidad Galaxy en este viaje, estamos en transición para retirar el enchufe del cargador y los auriculares en nuestra última línea de teléfonos inteligentes Galaxy”.

Basura tecnológica en el mundo crece

Según Global E-Waste Monitor 2020, en el mundo generó 53.6 millones de toneladas métricas de residuos electrónicos en 2019, que van desde una batería o enchufe, como computadoras y teléfonos móviles; sin embargo, ese número continuará aumentando hasta 74 millones de toneladas métricas para 2030, casi el doble de la cantidad registrada en 2014.

Además, el estudio precisa que en 2019, solo el 17.4% de los desechos electrónicos se documentó oficialmente como recolectado y reciclado formalmente.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), México se produce alrededor de 1.1 millones de toneladas de residuos electrónicos y eléctricos, pero se estima que para 2026 esta cantidad podría crecer 17%.

En octubre de 2020 la dependencia indicó que, de acuerdo con el Inventario Nacional de Residuos de Aparatos Electrónicos y Eléctricos del Proyecto Residuos COP, el 6% de los residuos electrónicos que se generan cada año (alrededor de 66 mil de toneladas) cuentan con materiales altamente contaminantes, como metales pesados, baterías y plásticos con retardantes de flama, los cuales pueden provocar graves daños a la salud y al medio ambiente.

Actualmente, con el aumento en la compra de televisiones, computadoras y teléfonos móviles durante la pandemia por Covid-19, debido al teletrabajo y la educación a distancia, se espera un mayor riesgo de exposición a sustancias altamente tóxicas.

Counterpoint Research considera que la eliminación del conector para auriculares por parte de Apple probablemente fue más una decisión para aumentar el desarrollo del ecosistema audífonos y cargadores inalámbricos.

De hecho, la firma Research and Markets prevé que el tamaño del mercado, valorado en 228.57 mil millones de dólares en 2019, alcance los 328.69 mil millones de dólares en 2030, lo que representa un crecimiento anual de 3.3% estos 10 años.

“Los lanzamientos de productos de vanguardia por parte de los actores del mercado, la creciente demanda de accesorios inalámbricos y software de procesamiento rápido, así como los avances tecnológicos en los accesorios fotográficos y de imágenes, están creando nuevas vías para oportunidades lucrativas en el mercado global de accesorios para teléfonos móviles”, precisa.

A su vez, Strategy Analytics estimó que el año pasado las ventas globales de audífonos bluetooth fue de más de 300 millones de unidades, donde los Bluetooth registraron un crecimiento de casi 90%.

Ville-Petteri Ukonaho , director asociado de la firma señaló que la base instalada y la penetración de los auriculares Bluetooth aún es baja; menos de una de cada diez personas tiene uno en todo el mundo, por lo que todavía hay un espacio significativo para el crecimiento.

“Dado que los proveedores líderes ya no combinan auriculares con cable con nuevos teléfonos inteligentes, vemos un gran potencial para los auriculares Bluetooth”, aseguró.


Nota aclaratoria: Las noticias no reflejan necesariamente la opinión de la Firma García Terán y Torres Asociados SC y/o de alguno de sus integrantes. La responsabilidad corresponde, a la fuente y/o el autor del artículo o comentario en particular.

Fuente de Información: FORBES

Etiquetas

Últimas Notas